Mara Hope, raices de América Latina con toques electrónicos.

En Itinerante / Nov 7, 2016

La historia de Mara Hope se remonta a 1985, cuando el navío petrolero español situado en la costa de Cádiz, ya inservible, se revela contra la idea terminar su aventura en un desguace. Cuentan, que una noche de tormenta, fuerte tempestad y marejada, el barco soltó las amarras y cruzó a la deriva el océano atlántico. Navegó entre arrecifes y playas hasta chocar con las arenas de la hermosa playa de Iracema, en la ciudad de Fortaleza, litoral del nordeste brasileiro. Hasta hoy, Mara Hope irradia luz e historia en la playa de esta ciudad de contrastes.

Y de contrastes nace este proyecto, de la unión entre España y Brasil, del amor por la tradición, el folklore y la manera de pincelarlo de modernidad con toques electrónicos orgánicos y mucho respeto a las raices.  Un trio de formaciones completamente diferentes que dan lugar a un resultado original en la escena musical independiente internacional.

Fotografía de Thiago Nozi

Fotografía de Thiago Nozi

El grupo se formaba en Madrid durante el primer trimestre de 2015.  Un trio compuesto por Laura Morote, violinista formada en la escuela clásica europea; Jan Angelim, compositor con experiencias en grupos folclóricos, de rock y fusión; Raphael Evangelista, un violonchelista con experiencias en música clásica, popular y electrónica. Una revolución para la experimentación que promete no dejar a nadie indiferente con el nuevo disco que comenzará a circular en Europa y América Latina a finales de año.

Fotografía de Luis Valverde

Fotografía de Luis Valverde

La mezcla de ingredientes y la complicidad de los músicos en el escenario conectan con el público de manera directa, transmitiendo la “brasilidade”, el swing, sabor tropical con el toque especialmente español que le añade Laura, cantando en español varias canciones del disco. Una sensibilidad de voz y violín que marcan la fuerza y el carácter de España en el proyecto. Raphael Evangelista y sus recursos electrónicos nos invitan a un viaje latino americano y nos sumerge en la parte más mestiza, étnica y cultural. Estilos musicales que remiten a la influencia africana, indígena y portuguesa son presentados por estos músicos inquietos de una nueva generación, acostumbrados a las fusiones y la experimentación. “La música electrónica abre nuevos mundos para las fusiones entre ritmos sonoros, vengo haciendo experimentos hace más de 6 años y en Mara Hope buscamos una harmonía entre lo orgánico y lo digital, vertientes extremas que particularmente tengo pasión de producir”, afirma Raphael Evangelista.

Jan enriquece y le da vida a las composiciones con una puesta en escena y conexión con el público que transmiten una larga trayectoria de carretera e intercambio cultural. De las regiones por las que circuló, hace una adaptación de la música popular que nos acerca a la tradición de una forma muy especial. “Vimos entonces una señal de que la canción popular y las tradiciones, tratadas con respeto, no son “intocables” y que la música y el arte amplían nuestros horizontes cuando nos posicionamos abiertos a esta experiencia”, afirma Jan.

Bemol Inquieta y Mara Hope, se preparan para una aventura musical y llevar la propuesta musical a nuevos puertos. Garantizando una nueva experiencia para los sentidos.  El mestizaje y la riqueza cultural de Mara Hope ha llegado para encantar al público.

Dale al play, y disfruta.